15 trucos facilisimos de belleza que desearías haber conocido antes¡resultados increibles!

Aún no es tarde para tomar en cuenta estos consejos que te ayudarán a tener un aspecto más saludable.

Siempre queremos lucir bellas y bien cuidadas. Pero en ocasiones parece que algunos problemas son imposibles de solucionar por tu cuenta. Juntamos para ti algunas recetas que no solo te ayudarán a ser más bella sino también ahorrarán tu tiempo y dinero.

Para un cabello bonito:

Si tienes cabello graso, te puede ayudar la sal común o mejor aún, la sal marina. Simplemente agrega 2-3 cdas. a tu champú favorito y las raíces se mantendrán limpias durante más tiempo.

Para las pestañas espesas y cejas pobladas:

No tires el contenedor viejo de tu rímel. Lávalo y mezcla en él el aceite de ricino, la vitamina E y el jugo de aloe. Es muy cómodo aplicar la mezcla con el cepillo del rímel en las pestañas y las cejas. Hazlo cada noche antes de dormir durante un mes.

Para las ojeras y bolsos debajo de los ojos:

Si te gusta el café aromático, no tires los posos después de preparar la bebida. Te ayudará a refrescar tu mirada. Mézclalos en partes iguales con aceite de coco y aplícalos sobre la piel debajo de los ojos durante 15 minutos. Usa esta mascarilla aproximadamente 3-4 veces por semana.

Para el cuerpo firme:

Las envolturas anticelulitis también se pueden hacer en casa. Por ejemplo, mezcla 2 cdas. de jengibre, 5 cdas. de arcilla cosmética y 10 cdas. de agua tibia. Aplica la mezcla sobre las áreas problemáticas del cuerpo (abdomen, “llantitas”, caderas, brazos) y envuélvelas con plástico para la cocina. Deja que haga efecto durante 1 hora, luego retira el plástico y toma una ducha caliente. Usa este truco una vez por semana.

Para las piernas lisas:

El sugaring se considera una de las mejores formas de depilación. Es menos dolorosa, no irrita la piel ni deja vellos encarnados. Para preparar la pasta, mezcla 1/4 de vaso de jugo de limón, 2 vasos de azúcar y 1/4 de vaso de agua. Calienta la mezcla a fuego bajo hasta que la mezcla se torne dorada. Enfríala y aplica en las piernas en contra del crecimiento de los vellos. Luego con un movimiento brusco retira la pasta.

Para uñas bonitas y fuertes:

Para fortalecer las uñas, usa una solución en partes iguales de aceite de coco y miel con unas gotas de aceite de lavanda. Y para que sea más cómodo usar este producto, viértelo en un envase viejo de esmalte para uñas.

Para los puntos negros en el rostro:

Si estás cansada de los puntos negros en tu nariz o barbilla, haz esta sencilla mascarilla. Mezcla 1 cdta. de agua tibia, 1 cda. de harina y 1 cdta. de miel Aplica la mezcla sobre un disco de algodón o una tira de tela. Aplícala sobre la zona problemática. Retírala dentro de 10-15 minutos.

Para unas axilas bonitas:

Si quieres blanquear la piel de las axilas, usa compresas de papas crudas ralladas. Aplícalas en las axilas durante media hora.

Para las quemaduras:

Para calmar la piel y eliminar la irritación después de una quemadura por el sol, usa una solución de bicarbonato de sodio. Aplica una compresa fresca en la zona afectada durante 10-15 minutos.

Para los talones lisos:

Para que los talones siempre se mantengan lisos, haz baños para tus pies: por cada 2 tazas de agua tibia usa 1/2 taza de bicarbonato de sodio y 1 taza de vinagre. Sumerge los pies en esta solución durante 15-20 minutos. Luego sécate los pies bien y aplica una crema nutritiva.

Para la piel del rostro limpia:

La famosa mascarilla negra para limpiar los poros del rostro también se puede hacer en casa y preparar por tu cuenta. Simplemente mezcla 2 cdas. de carbón activado molido y 1,5 cdas. de gelatina disuelta en agua tibia. Calienta la mezcla en el microondas para obtener una masa gelatinosa homogénea. Aplícala al rostro durante 30 minutos, luego retira la mascarilla.

Para una sonrisa reluciente:

Si quieres blanquear los dientes suavemente, usa fresas. Mezcla 1 cdta. de fresas aplastadas con tenedor con 1 cdta. de bicarbonato de sodio. Usa esta mezcla en vez de la pasta dental unas 2 veces al mes.

Para el rostro fresco durante el día:

Para que incluso al final del día tu piel no se vea cansada y opaca, usa un spray refrescante para tu rostro. Puedes prepararlo mezclando gel de aloe (lo puedes conseguir en una farmacia o preparar en casa) con agua purificada en la proporción de 1:3. Vierte la mezcla en un atomizador y siempre llévala contigo.

Para un aroma agradable:

Para que tu cabello huela bien durante todo el día, rocía el perfume en tu cepillo y pásalo varias veces por tu pelo.

Para un busto firme:

Si quieres mantener la forma de tus senos, frota en tu busto vaselina cada noche antes de dormir. En dos semanas notarás que tu piel se volvió más elástica, humectada y más firme.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *