DESCUBRE POR QUE GUARDAR EL TELÉFONO EN EL BOLSILLO ES MALO PARA TU SALUD

Es algo casi normal y muchas veces son hábitos y costumbres que de manera automática lo hacemos sin darnos cuentas. Casi siempre en las mañanas, antes de salir de casa, ponemos las llaves en un bolsillo de los jeans y el smartphone en el otro.

Muchas veces entramos en pánico cuando sentimos que no lo tenemos y hasta que no tocamos lo bolsillos y nos aseguramos que lo tenemos el pánico continua.

Lo que pocos saben es que meter el teléfono y llevarlo en los bolsillos, más que práctico es el peor lugar donde puedes guardarlo.

Es tiempo de que sepas esto y tomes medida contra este error antes de que afecte tu salud. Puedes hacerlo inocentemente, pero detrás de éste hábito hay un peligro.

Hace mucho tiempo que varias organizaciones en todo el mundo vienen investigando esta práctica. Quieren descubrir la relación que hay entre el dispositivo y la cercanía con el cuerpo humano y como puede esto aumentar riesgos de padecer enfermedades mortales como el cáncer.

A la fecha no se ha llegado a una conclusión, ya hay quienes afirman que el uso del smarthphone cerca del cuerpo esta vinculado con cáncer de piel y de testículos.

Ademas que este habito puede afectar en gran manera el sistema nervioso central siendo este último el que controla todo el cuerpo.

¿CÓMO PUEDE SER ESTO POSIBLE?

Estos equipos móviles producen energía electromagnética en forma de ondas. Esto significa que, mientras más cerca esté el aparato a nuestro cuerpo, mayor radiación recibiremos, afectando de manera negativa todo nuestro sistema y organismo.

En los hombres el caso aun es un poco mas peligroso ya que llevar el celular cerca de los testículos provoca que tus espermatozoides se mueven menos y reduce su numero.

Esto no significa que todo el que lleve un celular en los bolsillos quedará estéril, pero si hay que tener presente que el peligro está.

A la fecha, lo que si desconocemos es el grado en que la radiación afecta a los espermatozoides que aguardan impacientes en los testículos. Por lo tanto, estamos advertidos y mejor es prevenir que lamentar.

En el caso de las mujeres, éstas no están exentas. En las embarazadas, usar con demasiada frecuencia el teléfono o llevarlo puede provocar daños graves al feto, puesto que las ondas magnéticas pueden afectar al bebé y a tu sistema reproductivo.

La radiación no es buena de ninguna manera y aunque a la fecha no haya nada concluyente, son tan solo cambiar un pequeño hábito como este, podemos evitar cualquier daño a nuestra salud o que el daño no sea mayor.

Así que, la próxima vez que salgas de casa, guarda tu teléfono en el bolso o en el abrigo y ya no tendrás que preocuparte por las ondas magnéticas.

Espero te haya sido útil y de tu interés este articulo. Favor de compartir y no olvides darnos un ME GUSTA!

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *