Las 13 parejas de enamorados más raras que jamás alguien haya podido imaginar.

Conseguir una persona que te agrade lo suficiente para entablar una relación con ella no es tarea fácil. Generalmente, se invierte una gran cantidad de tiempo en esa ardua, y muchas veces infructífera, búsqueda. Por eso, cuando al fin logramos encontrar quien complemente nuestro corazón y sentimos las populares “maripositas” en el estómago, no vemos más allá de lo que el sentimiento del momento nos permite.

Aunque es bien sabido que la apariencia física no es un requisito indispensable para enamorarse de alguien, se siente bien cuando la gente conocida te dice “que lindos se ven juntos”, más todavía si tú sabes que es cierto y no un mero comentario superficial. Pero hay casos donde, no importa el esfuerzo que hagan, es imposible así sea hipócritamente decir eso pues son completamente disparejos.

Aquí hemos recopilado una serie de fotos con las 17 parejas de este tipo, con las cuales no sabrás si reír o llorar después de verlas. El hecho de que polos opuestos se atraigan no quiere decir que se vean bien por eso. Aunque si ellos son felices así, los demás no importan.

1. Para el amor no hay edad que valga.
Estos dos sí que lo tienen bien claro. El chico podría ser su nieto, pero definitivamente no lo es. Lo mejor de todo es la mirada del chico: en realidad luce encantando junto a ella. ¡Bravo por los dos!

Este pequeñín es bastante afortunado de estar al lado de esta despampanante morena.
Aunque, a pesar de su baja estatura, a ella tampoco va nada mal. De seguro que se divierten mucho ideando las formas de pasarla bien juntos en esas noches de travesuras.

Un amor pero demasiado  pesado.

Este señor tendrá sus trucos para hacerla feliz.

Terroríficamente enamorados.

Ella sabe lo que le gusta y lo complace.
Para él eso es más que suficiente.

Este chico sí que es alto.

Él quedó crudo y ella se pasó de cocción.

 ¿Qué creen que la flechó para siempre?
Obviamente, sus lindos sentimientos. ¿O no?

¡Cualquiera presumiría un novio así!

Lo bien que la pasan juntos es lo único que les importa a estos tortolitos.

La estatura para él no es ningún problema.
De hecho, ha sabido sacarle provecho a su favor. ¡Y de qué manera!

En resumen, cuando el amor abunda, las apariencias sobran.

no olvides compartirlo  con tus amigos 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *