Mira lo que sucede cuando comes después de las 7pm

Has hecho dieta, pero no una, sino varias, al punto que quizás ya perdiste la cuenta.

Quieres recuperar tu peso, pero no encuentras por qué esas libras de más no se van y juras que haces lo posible por lograrlo.

Tal vez se deba a que estás comiendo de manera incorrecta, y esto incluye hacerlo en el horario equivocado.

Lo peor es que puedes estar poniendo en riesgo tu corazón, según explica un estudio de la Universidad de Pennsylvania.

La hora de decir NO a la comida

Es muy difícil hacerlo, sobre todo, cuando quedamos en cenar con amigos, pero algunas veces vale la pena.

Los investigadores encontraron que ingerir alimentos abundantemente después de las 7:00 pm puede conducir al aumento de peso, el colesterol, los triglicéridos y los niveles de insulina, factores que colocan a la persona en un alto riesgo de padecer enfermedades cardíacas y diabetes.

Para llegar a esta conclusión, se hizo un experimento. Nueve personas fueron sometidas a dos dietas diferentes durante 8 semanas con un período de “enfriamiento” de dos semanas entre una y otra.

Dieta #1:

  • tres comidas y dos meriendas
  • entre las 8:00 am y las 7:00 pm

Dieta #2:

  • tres comidas y dos meriendas
  • Entre las 12:00 pm y las 11:00 pm

Durante el estudio, los participantes mantuvieron un patrón de sueño constante, entre 11:00 pm y 9:00 am.

¿Qué tienen que ver las horas sueño con la comida?

Aunque no lo creas, mucho.

Los investigadores hallaron que comer tarde hacía aumentar de peso a los participantes y elevaba su coeficiente respiratorio de modo que procesaban menos grasas y más carbohidratos.

También, muchas hormonas e indicadores de la salud se incrementaron a niveles poco saludables, y esto incluyó la insulina y el colesterol, lo que aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas y diabetes.

Comer tarde, informaron, crea un cuadro clínico negativo en el peso, la energía y los niveles hormonales, mientras que comer temprano en el día permitía mantener la sensación de plenitud por más tiempo.

La “técnica” de comer bien

No es fácil desarrollar esta “técnica” porque significa sacrificar algunos de nuestros platillos favoritos o ingredientes que les dan el punto de sabor, así como limitar la cantidad de alimentos que se ingieren.

Según los Institutos Nacionales de Salud, esta es la clave:

  • elegir alimentos saludables
  • estar atento al tipo de alimentos que se ingieren
  • cuánto comes cada vez

Y ahora tenemos que agregar la hora de la cena.

Las porciones son muy importantes. En ocasiones hay confusión acerca de qué es una porción y qué es una ración.

No necesariamente el tamaño de una porción y el de una ración coinciden. Se llama porción a la cantidad de alimentos que consumes en un momento específico, sea en un restaurante o en casa.

Ración, es la cantidad de comida listada en la Información Nutricional de la etiqueta de los alimentos, diferente en cada producto.

El National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases ofrece este ejemplo:

“Una taza de macarrones con queso es una ración. Pero si te sirves un plato grande de esos macarrones con queso, esa porción será mucho mayor que la de una ración”.

Ahora decide tú, ¿te sirves una porción o una ración?, ¿lo harías después de las 7:00 pm?

¡Esperamos que no!

Un buen método para controlarte es llevar un diario en el cual escribas qué, cuándo, dónde, y por qué comes.

 

Tags:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *