NIÑO QUEDA EN COMA TRAS SER GOLPEADO EN LA ESCUELA, AL ABRIR LOS OJOS SUSURRA 2 PALABRAS

La escuela debería ser unos de los lugares más seguros para nuestros hijos. Lamentablemente no es así ya que están expuestos al bullying a diario. Esto es algo que puede afectar a cualquier persona y sin importar edad, pero los niños pueden resultar muy dañados.

El caso ocurrido a Henry sembdner nos muestra que realmente hay que hacer halgo y no solo quedarnos de brazos cruzados.

Una mañana cualquiera en el colegio Kenyon Woods ubicado South Elgin, Illinois, Henry Sembdner, de apenas 12 años, iba caminando por el pasillo del centro cuando de repente, accidentalmente chocó con otro estudiante.

Fue un accidente, por supuesto, pero en lugar de dejarlo ir y seguir su camino, el otro estudiante se puso furioso y tiró violentamente a Henry al suelo.

Henry fue golpeado tan mal en la cara que ésta se fracturó en múltiples lugares y su cerebro empezó a sangrar.
Para proteger el cerebro de Henry de un daño mayor, los médicos del niño le indujeron un coma con medicación.
Es imposible imaginar cómo debían estar su familia y amigos al verlo en el hospital. ¡Qué tragedia!

Verle en el hospital, todas esas fotografías. Es tan triste, es horrible”, dijo uno de los mejores amigos de Henry a ABC News. La comunidad se unió en torno a Henry y su familia. Los compañeros del niño le enviaron mensajes con el hashtag #HenryStrong.

Sabiendo que Henry era un amante del baseball y fan de los Chicago Cubs, sus amigos llevaron camisetas de este equipo en honor a su amigo. La noticia de lo sucedido llegó a oídos del jugador de los Cubs Anthony Rizzo, quien dijo que en apoyo a Henry le invitaba a una práctica de bateo y a un juego cuando despertara.

La familia de Henry estaba conmovida con todo el apoyo. “Estoy segura de que le demuestra que hay gente a quien le importa. Creo que es maravilloso ver cuánta gente puede unirse por una sola persona”, dijo la mamá de Henry, Karen a ABC News.

Mientras, Henry mostró signos de progreso cada día. Entonces finalmente… Se despertó de su coma. En su blog, la mamá de Henry, Karen, escribió sobre el proceso de recuperación.

“Durante el siguiente par de días programaremos 10 visitas de seguimiento con médicos diferentes y descansar. Esperamos que no tenga una recaída”, escribió la madre.

Una vez le quitaron el tubo de respiración, Henry dijo sus primeras palabras… que sonaban mucho a “tengo hambre”.

Quizás no era lo más inesperado para la madre de este niño, pero seguro que en ese punto era lo más maravilloso que podía oír. Sabía que nunca volvería a dar por sentado el sonido de la voz de su hijo.

Estamos tan felices de que Henry despertara, pero al mismo tiempo esto nunca debería haber pasado.

¡Compartamos esta historia y dejemos que el mundo sepa que el bullying debe terminar inmediatamente!

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *